Tratamiento Cero: Amnistía Internacional. Informe sobre Videojuegos 2007

Tratamiento Cero es la sección en la que analizaremos los artículos de opinión, académicos o periodísticos que vienen ofreciendo una imagen estereotipada del sector. Los diseccionaremos de forma detallada para ver en que se equivocan, exageran o mienten.

Hace aproximadamente dos semanas, Amnistía Internacional España (AI) publicó su informe sobre los videojuegos: Acceder a Violaciones de Derechos Humanos Virtuales: un Juego de Niños, donde resume sus conclusiones sobre el sector para el año 2007. Podéis encontrar la versión completa aquí.

Vamos a empezar analizando el título del informe, tan sensacionalista como otros a los que nos tiene acostumbrados. ¿Qué es eso de “Derechos Humanos Virtuales”? ¿Existe una Declaración de Derechos Humanos Virtuales? ¿Tienen los personajes generados por ordenador una serie de derechos que hemos ignorado hasta ahora?
Esta tontería (llamemos a las cosas por su nombre) debería encontrarse junto a la Declaración de los Derechos Humanos Cinematográficos y la Declaración de los Derechos Humanos Literarios. Hablar de Derechos Humanos, cuando se trata de obras de ficción, sólo tiene como objetivo promover el pánico moral y atemorizar a padres desinformados.

Al margen de este ridículo y amarillista título, Amnistía Internacional no ofrece nada nuevo. Las conclusiones de su informe se reducen otra vez a que niños y adolescentes pueden acceder fácilmente a videojuegos no recomendados para su edad, siendo necesaria una legislación que impida su acceso.

Veamos que dice el documento:

Amnistía Internacional ha comprobado que niños y niñas, en algunos casos de sólo 9 años, y sin estar acompañados por una persona adulta, pueden comprar sin ninguna dificultad videojuegos para adultos, tanto en grandes superficies como en establecimientos especializados.

Del mismo modo en el que podrían comprar una película recomendada para mayores de 18 años como Depredador.

La prueba se ha realizado en seis ciudades de cinco Comunidades Autónomas, de las cuales cuatro tienen una legislación que prohíbe específicamente el acceso de menores a videojuegos no recomendados para su edad.

Lo cual debería demostrarles que la legislación no es el camino a seguir, sino la información.

Activistas de Amnistía Internacional comprobaron también que no existe una exposición de los videojuegos claramente separada en función de las edades a las que van dirigidos.

Del mismo modo que tampoco existe en las películas, por ejemplo.

Dejación de responsabilidad del Gobierno: la autorregulación no funciona.

Y como ellos mismos han podido demostrar, la legislación, tampoco. Si invirtieran las mismas energías en informar en lugar de propagar el pánico moral, otro sería el resultado.

El Gobierno español sigue apostando por la autorregulación voluntaria de las empresas, sin establecer normas de ámbito estatal que impidan el acceso de los menores a videojuegos clasificados para adultos o que directamente banalizan las violaciones de derechos humanos.

¿Debería el gobierno hacer lo mismo con películas que tengan contenidos similares? Es necesario demostrar por qué los videojuegos son más peligrosos.

Continúan las deficiencias del sistema de clasificación PEGI. Los iconos descriptores que se incorporan a los videojuegos no aportan una información suficiente ni clara acerca del contenido ni de su clasificación por edad.

La recomendación por edades es mucho más visible en los videojuegos que en las películas. No sólo la etiqueta es de mayor tamaño, sino que se encuentra en la portada del título.

Con respecto a los iconos, éstos proveen más información que cualquier otro sistema de clasificación audiovisual que existe. Si no saben interpretarlos, la solución es tan fácil como pulsar aquí.

La comisión de seguimiento del sector y de la aplicación del código PEGI anunciada por el Ministerio de Sanidad y Consumo el 20 diciembre de 2006 aún no ha sido constituida, ni ninguna de las organizaciones que en los últimos años han mostrado preocupación por el acceso de los menores a videojuegos inadecuados ha sido invitada a participar en ella.

Aunque estoy de acuerdo en que la comisión debería haberse constituido, creo que es una buena idea mantener a esas “organizaciones preocupadas” fuera de ella, a fin de mantener su neutralidad.

Si un niño de 10 años se acerca a una máquina expendedora de tabaco y la encuentra bloqueada, el dueño del establecimiento no activará el dispositivo que permitiría a este menor de edad adquirir una cajetilla de cigarrillos: desde el 1 de enero de 2006 vender o entregar tabaco a menores de edad está prohibido por ley, una medida ampliamente conocida por el conjunto de la sociedad española (p. 17).

De nuevo, es necesario aportar pruebas que demuestren que la influencia de los videojuegos en menores y adolescentes es similar a la del alcohol y el tabaco, algo que no se ha demostrado ni en el informe de AI ni en ninguna otra parte. Comparar una manifestación artística y cultural con sustancias nocivas para el organismo es un despropósito de dimensiones descomunales.

Una niña de 9 años se dirige sola a la caja después de haber escogido un juego titulado Scarface, el precio del poder (reproduce la historia y personajes de la película interpretada por Al Pacino y dirigida por Brian de Palma), que contiene todos los iconos descriptivos de contenidos para mayores de 18 años: violencia, discriminación, terror, drogas, contenido sexual, lenguaje soez. Sin embargo, la cajera coge el dinero que la niña le entrega y sin hacer ningún comentario se lo vende (p.17).

En primer lugar, sería interesante ver qué habría ocurrido si la niña hubiera comprado la película en la que se inspira el videojuego. ¿Le habría prohibido la misma cajera comprarla?
En segundo lugar, los niños de nueve años no van solos a las tiendas cargados de euros a comprar videojuegos. ¿De donde sacan el dinero?
En tercer lugar, se ha hablado mucho de que los videojuegos convierten a los niños en criminales y los incitan a delinquir (por supuesto, sin pruebas). Yo me pregunto ¿no es precisamente eso lo que hace Amnistía Internacional cuando da dinero a una niña para que compre un producto ilegal para su edad? Por supuesto, no hablo en serio, pero no deja de ser irónico.

Amnistía Internacional pide al Gobierno que establezca un marco legal que regule la venta, alquiler y difusión por cualquier otro medio de videojuegos con contenidos nocivos para el adecuado desarrollo de las niñas, niños y adolescentes.

Y yo le pediría a Amnistía Internacional, una vez más, que presentara las pruebas de ese “peligro” que suponen los videojuegos. Repito. No existe una legislación similar para el cine, ¿por qué debería crearse para los videojuegos? Quizá tenga que ver con la teoría (tampoco demostrada) de la interactividad.

Proponer leyes basándose en suposiciones y teorías no demostradas es altamente irresponsable. Sobretodo teniendo en cuenta que AI es una organización con mucho peso en la opinión pública y las decisiones de los padres. Pero en lugar de informar prefieren jugar a la estrategia del pánico moral. Bravo.

Lo mejor de todo son las pruebas que presentan con respecto a la ineficacia del sistema PEGI. Sus únicas protestas se basan en los juegos Pursuit Force: Justicia Extrema y Juice 2: Hot Import Nights.

Veamos que dicen del primero:

Pursuit Force: Justicia Extrema, el cual lleva incorporado el icono (12+). De este juego se puede encontrar en la web oficial la siguiente reseña: “Podrá conducir vehículos como coches, motos y lanchas, llevando a cabo generalmente persecuciones, y pudiendo disparar a los coches enemigos, o bien saltar directamente sobre sus carrocerías para disparar de cerca al enemigo. […] Una vez hayamos acabado con todos los matones del vehículo, asumiremos su control y podremos buscar otro” (p. 13).

Tan importante es lo que se dice como lo que no se dice. Lo cierto es que en Pursuit Force: Justicia Extrema el protagonista es un policía miembro de una unidad especial que se dedica a combatir bandas callejeras. Por tanto, no es un juego de destrucción sin sentido como aquí se nos presenta. ¿Hay algo en todo en todo esto que viole los derechos humanos “virtuales”?

Juiced 2: Hot Import Nights: Clasificado como 7+ (recomendado para “más de 7 años” que algunas publicaciones interpretan como “para todos los públicos”). Se trata de un videojuego cuya reseña destaca de él sobre todo los coches “tunneados”, las chicas explosivas y coches espectaculares que recorren las calles de la ciudad a toda velocidad. En el análisis que publica la revista electrónica sobre este juego se señala lo siguiente: “El nivel de acoso se verá mostrado por una barra de nivel que se irá llenando cuanto más cerca del coche de delante estemos. Si lo presionamos hasta que la barra se llene, podemos hacer que pierda el control, se despiste o calcule mal una curva, lo que podemos aprovechar para adelantarlo” (p. 12).

Lo cierto es que, como podéis ver en la imagen que os he puesto arriba, el juego está recomendado para mayores de doce años, no siete. Podría pensar que se trata de un error, pero dada la omisión de datos que encontramos en Pursuit Force, no me podrían culpar por pensar que sencillamente han mentido.

Si os habéis fijado, las dos reseñas tienen algo en común: se evalúa el contenido de los videojuegos a través de fuentes secundarias. Es decir, ni siquiera han jugado a los juegos cuya clasificación están criticando. Esto queda claro más adelante, cuando describen títulos para adultos a los que los menores pueden acceder. Aquí tenéis lo que han dicho de God of War:

Con la apariencia de una historia mitológica en la que se enfrenan espartanos y bárbaros, entre sus personajes está un asesino despiadado que machaca ejércitos completos, quemando aldeas, y sacrificando mujeres y niños (p.19).

¿Hemos jugado al mismo título? En God of War la lucha es entre Kratos y las demoníacas hordas de Ares, no entre espartanos y bárbaros. Ni se queman aldeas ni se sacrifica a mujeres y niños. Lo que AI relata es la historia que se ofrece como trasfondo del juego, pero el jugador no hace nada de eso dentro del mismo. Una nueva y errónea conclusión que se extrae de fuentes secundarias sin haber jugado.

Resumiendo, promover una legislación restrictiva sin ofrecer prueba alguna de los supuestos “efectos nocivos” y esgrimiendo argumentos sobre títulos a los que no han jugado, es de una irresponsabilidad mayúscula. No es sólo un claro ejemplo de pánico moral, sino también de como la ignorancia puede llevar a un recorte de nuestras libertades si no estamos atentos. Después de ocho años criticando a los videojuegos, esperaba mayor profundidad y mejor investigación por parte de Amnistía Internacional España. Paradójicamente, lo único que han conseguido probar es que la legislación no funciona.

Con informes tan deficientes y demagógicos, no es de extrañar que el gobierno les preste poca atención. Si otra organización intentara aprobar medidas similares para el cine o la literatura, sin aportar prueba alguna y basándose en películas que no ha visto y libros que no ha leído, (¡pero de los que se ha informado en revistas!) sería de esperar que fracasara estrepitosamente.

Anuncios

17 comentarios

  1. Sí, he oído hablar de este informe, pero por la fecha en que lo oí mencionar pensaba que era una inocentada. Bueno, quiero creer que muy en serio no puede ir. Me comprometo desde aquí a leer el texto completo, pero, de momento, las citas que haces de este sesudo y bien documentado informe son de chiste. Ya veo que AI no sólo promueve los Derechos Humanos Virtuales (Premio a la Mayor Gilipollez del 2008; sí, dudo que en lo que queda de año alguien diga una mayor), sino cosas como la crítica literaria por el método de la lectura de solapas, dado que sus juicios de valor sobre los juegos “analizados” se basan en la lectura de las tonterías que suelen poner los distribuidores en la contraportada del juego, cuando no en la (visto lo visto) viva y calenturienta imaginación de los autores de este informe.

    Respecto al hincapié que se hace en pedir una legislación para impedir que los niños de la infancia accedan a los perversos videojuegos que no sean de Hello Kitty o los Teletubbies, creo que ya he hablado en alguna ocasión del hecho de que en esta sociedad cada vez demandemos más intervención de los poderes públicos para regular más y más cosas; pronto se pedirá legislación para regular el ruido con el que uno se suena los mocos (yo mismo; ese ruido me da muchísimo asco). En fin, supongo que por ahí va la maravillosa senda de libertad individual y derechos civiles por la que nos conducen los cada vez más exaltados y demagogos meapilas con despacho.

    Un saludo.

  2. Estoy pensando seriamente en crear esa “Declaración de Derechos Humanos Virtuales”. No sólo para reírnos un rato, sino para parodiar las tonterías que esta gente dice. El problema es si esta declaracíón incluiría humanoides inteligentes, robots con cerebro humano y otro tipo de criaturas, ya que esto prolongaría el título de dicha Declaración.

    Por cierto, se agradece que haya tomado nota de mi nuevo blog en su página. Todavía no está listo, pero no tardará mucho. El problema que tengo ahora es que en la página principal la columna derecha parece haberse desplazado al fondo de la pantalla. ¿Lo ve así alguien más, o es sólo mi navegador?

    Un saludo, y mucho ánimo con Retrobits, un blog muy bien hecho.

  3. Gracias por las palabras de aliento. Retrobits es un proyecto que nos ilusiona muchísimo a los que estamos impicados en él, pero que ha vivido momentos difíciles últimamente. Realmente necesitamos que se nos anime 🙂

    Respecto al diseño del nuevo blog, sí, la columna derecha se va abajo del todo. Algunos diseños de WordPress hacen eso si pones elementos que se salgan un poco de las medidas previstas. Es un fastidio. Mira a ver el banner de Technorati, pues puede que sea demasiado ancho. También vigila el tamaño de los avatares del widget de comentarios: redúcelos un poco si puedes (prueba el tamaño estándar inmediato inferior).

  4. He solucionado el tema de la columna ¡Gracias!

    Le mantendré informado sobre el borrador de la “Declaración de Derechos Humanos, Humanoides y Robots con Cerebro Humano Virtuales”.

  5. Quiero felicitarte por el excelente análisis que haces acerca del informe. En verdad, no tengo nada objetivo para aportar.
    Sin embargo, sí he de manifestarte mi opinión en cuanto a que Amnistía Internacional se muestra siempre como una organización al servicio de lo que nadie con buenas intenciones e información fidedigna querría. Esta institución actúa de una forma tendenciosa, invocando la bandera de los Derechos Humanos para aparecer benigna ante la opinión pública. Su realidad difiere bastante de esa apariencia, como lo demuestras magistralmente en tu texto. Y no omitiré mencionarte un caso que, personalmente, me ha parecido muy peculiar y que ocurrió en mi país (Chile) hace pocos días: un grupo de terroristas encapuchados y armados con escopetas ingresó a un fundo en la zona sur del país y estaba quemando fardos de paja cuando fue sorprendido por la Fuerza Pública; los terroristas dispararon contra los Carabineros (la Fuerza Pública) y éstos respondieron, hiriendo y matando a uno de ellos: una de las primeras declaraciones públicas al respecto fue entregada por el presidente de Amnistía Internacional Chile, quien manifestó su preocupación por la violencia excesiva con la cual actuaba Carabineros frente a quienes se manifiestan a favor de sus derechos (pues los terroristas hacen reivindicaciones históricas sobre las tierras que invadieron). El caso me parece una broma de muy mal gusto: ¿cómo es posible que alguien, teniendo en cuenta los datos aportados, pretenda defender a un grupo de delincuentes y terroristas que actúan al margen de la ley? Por otra parte, Amnistía Internacional utiliza la bandera de los Derechos Humanos, pero en este caso han sido muy cuidadosos al elegir el bando que defienden, pues no se acordaron de los derechos a la propiedad y a la seguridad que tiene el dueño del fundo atacado. Por otra parte, es enteramente legítimo que la Fuerza Pública vulnere algunos derechos de los delincuentes que son sorprendidos en delito flagrante y, más aún, también es legítimo que sus miembros —como cualquier persona— defiendan su propio derecho a la integridad física y a la vida. Entonces, resulta que Amnistía Internacional defiende públicamente los derechos de los terroristas y, cuando algún Carabinero resulta muerto por enfrentarse con delincuentes, esta institución guarda un silencio preocupante.
    Este dato puede parecer muy alejado del tema que discutimos, pero creo que ayudará a caracterizar a Amnistía Internacional como una institución poco confiable y tendenciosa, de modo que se hace cada vez más odiosa ante quienes tienen un mínimo sentido de lo que es correcto y de quienes están medianamente informados.

  6. Tengo que admitir que no estoy tan familiarizado con actuación de la organización fuera del tema que trato. Pero tras una campaña de pánico moral contra los videojuegos que ha durado ocho años (y los que pueden quedar), miraré con lupa todo lo que proceda de Amnistía Internacional, ya que nada me garantiza que no jueguen a lo mismo en otras áreas. Sonará horrible para algunos, pero hay que admitir que se lo han ganado a pulso.

  7. Hola a todos, puedo decirles que la situacion de los organismos de derechos humanos en la Argentina es en cierto sentido similar a la situacion que Cristian describio en Chile. Los familiares y victimas de hechos delictivos comunes, asi como tambien familiares de policias “muertos en cumplimiento del deber” critican a estos organismos por no prestarles apoyo ni contencion. En mi opinion, los organismos de derechos humanos no proceden por malicia o parcialidad, sino por que se enfocan sobre otra clase de problemas vinculadas a violaciones de los derechos humanos cometidos por la policia y el estado, tanto en la actualidad como durante los años de la ultima dictadura militar (1976-1983) durante la cual hubo una represion atroz a manos de grupos de tareas que se encargaban de secuestrar y asesinar personas consideradas como subversivas, claro que el criterio de lo que era subversivo era muy amplio, casi paranoide. Se calcula que el aparato represivo de la dictadura hizo desaparecer a no menos de 30.000 personas. Quienes integraban
    y ponian en marcha ese aparato represivo presionaron al gobierno de Raul Alfonsin (regimen democratico que sucedio a la dictadura) para sancionar la ley de obediencia debida y punto final, que permitio a muchos represores eludir la justicia, solo los jefes del aparato represivo (las juntas militares) fueron juzgadas y condenados (no obstante, sus miembros fueron indultados por Menem, sucesor de Alfonsin)Desde entonces, los diferentes organismos de derechos humanos (madres y abuelas de plaza de mayo, HIJOS y otros) se enfocaron en pedir la derogacion de la ley de obediencia y punto final para asi poder llevar a los represores a la justicia (algo que recien pudieron lograr durante la presidencia de Nestor Kirchner), tambien se dedicaron a recuperar a localizar y recuperar a los hijos de mujeres que estaban embarazadas cuando fueron secuestradas por los grupos de tareas que nacieron en cautiverio y fueron entregados a otras familias para su crianza.
    Otro foco de preocupacion de estas organizaciones es tratar de mejorar la situacion de la gran cantidad de
    marginales que hay en el pais, la delincuencia es segun estos organismos, producto de la desigual
    distribucion del ingreso y por ende de la enorme brecha que se abre entre los mas ricos y los mas pobres, la solucion del problema de la delincuencia (inseguridad como se le dice aqui) pasaria entonces por disminuir dicha brecha, antes que reforzar el aparato policial (algo que aqui se llama politica de mano dura). Es asi que mientras los
    organismos de derechos humanos se enfocan sobre los delitos llevados a cabo desde el estado, ya sea por inaccion e ineficiencia, o intencionalmente, han surguido otros referentes y organizaciones integradas por familiares y victimas que luchan por imponer leyes mas duras contra el delito y redorzar el poder policial. Sin embargo, el problema con la politica de mano dura reside en la propia policia que tiene fama de tener altisimos niveles de corrupcion y convivencia con el delito.
    En relacion al tema de los videojuegos, sigo pensando que en realidad los organismos como AI y otros no tienen malas intenciones o
    pertenecen a otra generacion prejuiciosa, sino que adscriben a una forma de hacer politica que se muestra insuficiente para entender fenomenos como los videojuegos.

    Augusto

  8. Tampoco creo que las intenciones de Amnistía sean malas, pero hemos de admitir que al menos en el caso de los videojuegos, los métodos que han utilizado han sido más que dudosos.

    La mayor parte de sus informes contienen títulos tan sensacionalistas como los peores panfletos de la prensa amarilla. Como por ejemplo “con la violencia contra las mujeres no se juega”.
    En su afán por crear alarma, mezclaron títulos comerciales con juegos independientes que pueden encontrarse en internet, y en su último informe ocultaron datos fundamentales de un juego y mintieron sobre la edad recomendada de otro.
    Entiendo que sus intenciones no son malas, pero el fin no justifica los medios.

    Por otra parte, el comportamiento de AI es diferente en cada país. Como ya mencioné alguna vez, el videojuego September 12th fue aplaudido por Amnistía Internacional Estados Unidos como un ejemplo de compromiso, y duramente criticado por Amnistía Internacional España en uno de sus informes.

    En cualquier caso, me suscribo a tu afirmación de que “se adscriben a una forma de hacer politica que se muestra insuficiente para entender fenomenos como los videojuegos”.

  9. Felicidades por el blog y gracias por dedicar parte de tu tiempo a combatir la ignorancia.

  10. Sin duda alguna, los metodos que AI utilizo para evaluar el nivel de “violencia” en los videojuegos son muy poco serios.
    Me viene en mente un texto de Michael Foucault sobre los anormales en el cual Foucault comienza comentando un par de pericias psiquiatricos realizadas a criminales dichas pericias eran ridiculas, muy similar a los informes de Amnistia Internacional y otros. No obstante y esto es lo que subraya Foucault, estos informes, pese al ridiculo, tienen poder, en el caso que plantea Foucault, el grotesco del informe psiquiatrico define el destino de un acusado, si es enviado a prision o al hospital psiquiatrico. En el caso de los videojuegos, “el grotesco del poder” que los informes de organizaciones como Amnistia Internacional y otros poseen, se expresa en toda clase de restricciones, censura y autocensura.

    Para finalizar les envio este link
    http://www.lanacion.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=977066&origen=acumulado&acumulado_id=
    Es una breve nota publicada en La Nacion otro diario argentino que si bien no trata especificamente de los videojuegos, el estudio de estos expertos refiere a la “violencia virtual” y como esta afecta a las personas…

    Augusto

  11. El enlace salio incompleto, este es el correcto, lo que sucede es que es demasiado largo…

    http://www.lanacion.com.ar/archivo/
    nota.asp?nota_id=
    977066&origen=acumulado&acumulado_id=

    Augusto

  12. Gracias por el enlace Augusto,

    Aunque el planteamiento que hacen es bastante original, no me termina de convencer. Está claro que si los delincuentes se encuentran viendo una película violenta, no pueden al mismo tiempo cometer actos criminales. Sin embargo, eso no quiere decir que reduzcan la violencia.

    Si aplicáramos ese análisis a los videojueogs, se podría decir que que los niños no pueden estar al mismo tiempo jugando (con o sin videojuegos) y haciendo los deberes, por lo que disminuye su rendimiento escolar.

    En ambos casos, habría que analizar como pasan delincuentes y niños el resto del tiempo.

    La tesis de estos dos economistas es atractiva, pero para mí no es concluyente.

  13. Articulo primero: todos los sims tienen derecho a que juegues con ellos.

    Articulo segundo: todos los sims tienen derecho a una vivienda virtual digna, el jugador no podra borrarla o destruirla a menos que previamente cree una nueva vivienda.

    Articulo tercero: Nunca abandonaras a tus sims, si dejas de jugar durante un largo periodo de tiempo, podrias incurrir en un delito de abandono virtual.

    psssshh en serio yo pienso que esta gente cree que las cajas de los juegos son la caja de pandora, cuando la abres se desata el mal en el mundo lol

  14. No, si al final los sims lo van a tener mejor que los jóvenes españoles…

  15. Derechos virtuales de los sims XDXDXD

    Por favor eso de Derechos Humanos Virtuales es ridiculo, primero deberian preocuparse por los Derchos Humanos ya existentes y luego poner se a inventar locuras.

    En este mundo siempre se ha atentado contra los derechos humanos y no se mucho de historia pero creo que Hitler no tenia una ps.

    Bueno sera mejor que me retire, tengo un juicio pendiente por atentar contra la vida de los pobladores de Racoon City (Residebt evil ). 😄

  16. […] por ser tan cafre y hacer esta desvergonzada apología de la violencia y de la violación de los derechos humanos virtuales de los pobres gangsters pixelados, que también son personas humanas de la Humanidad y tienen su […]

  17. Hola Ruso,Aprovecho este espacio para frcilitaete, aunque sea un poco tarde, un fuerte abrazo !!! 🙂 Tengo la impresif3n de que el festejo estuvo genial, muchos dedas ased! Creer al final del deda, es lo fanico que queda, lo que te permite conciliar el suef1o ( espero que mi insomnio recurrente no sea sedntoma de falta de esperanzas, jeje). Sin embargo, entre creer y crecer hay una diferencia, una C de congruencia.Posiblemente pedir congruencia a la humanidad contradictoria es muy ambicioso, pero afan creo, porque considero que el escepticismo fatalista fanicamnete soslaya la creatividad y razf3n humanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: