La visión política de Metal Gear Solid 4

En anteriores entradas hemos desechado la idea de que jugar a videojuegos sólo consiste en “pulsar botones, sin pensar”. El artículo que les ofrezco a continuación es un ejemplo más de que existen títulos que invitan a la reflexión. En ese aspecto, la serie Metal Gear Solid es sin duda uno de los mayores exponentes.

A continuación les dejo con mi traducción del artículo “The Shootout Over Hidden Meanings in a Videogame” escrito por Dave Itzkoff en el periódico The New York Times:

El tiroteo sobre los mensajes ocultos de un videojuego

Dave Itzkoff

Preparados para el combate, una escena de Metal Gear Solid 4. ¿Un mensaje sobre la dominación americana? A la derecha, la vida real en Irak.

Si existe un tema tan conflictivo como la guerra, es sin duda un videojuego sobre la misma.

Ha pasado alrededor de una semana desde el lanzamiento de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, el último capítulo en la popular serie de videojuegos sobre un agente militar encubierto llamado Solid Snake. Y desde este mismo momento, los fans intercambian ejercicios retóricos en internet, con los que intentan desenredar cuales son los mensajes políticos y filosóficos que subyacen en Metal Gear Solid 4.

Codificada dentro de este debate se encuentra una incluso más sofisticada discusión sobre el emergente medio de los videojuegos. ¿Pueden contar una historia de manera tan satisfactoria como una obra literaria o cinematográfica?

¿Es la sisifea misión de Solid Snake -librar el mundo de un robótico tanque nuclear llamado Metal Gear- una parábola sobre la futilidad de la guerra o sobre su necesidad? ¿Una crítica a la dominación americana de la era global? ¿Una metáfora sobre la lucha entre el determinismo y la libertad? Si el creador de la serie Metal Gear Solid, Hideo Kojima, tiene respuestas a estas preguntas, no las ha revelado.

“No ofrece muchas entrevistas” dijo Leigh Alexander, editor asociado en Kotaku.com, un blog de videojuegos. “A veces habla sobre ello, y en otras ocasiones queda a los críticos desenredar cuales podrían haber sido sus intenciones”.

Los jugadores más devotos no andan escasos de opiniones acerca de lo que los videojuegos de Kojima pretenden decir. El original Metal Gear Solid, lanzado al mercado en 1998 para Playstation, combinaba un combate basado en el sigilo con intervalos cinematográficos, llenos de diálogos e imágenes que invocaban directamente el bombardeo de Hiroshima y el nacimiento de las armas atómicas. El juego suponía una llamada de atención sobre los peligros de la proliferación nuclear, y forzaba a los jugadores a considerar la moralidad de sus propias y letales acciones.

Estos mensajes ganaron en complejidad durante las siguientes secuelas: Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, lanzado al mercado a finales de 2001, presentaba a un oscuro grupo supranacional llamado Patriots, tan poderosos que incluso el presidente de los Estados Unidos respondía ante ellos (¿una crítica a las controvertidas elecciones del año 2000? ¿O una reflexión sobre las teorías conspiratorias de la política posterior al 11 de Septiembre?). Y Metal Gear Solid 3: Snake Eater, publicado en 2004, exploraba los orígenes de la Guerra Fría en los personajes, cuyas historias personales se entrelazaban con el surgimiento del complejo militar-industrial.

“Se trata de una explicación paralela del mundo que los jugadores pueden casi llegar a creer” dijo Rob Smith, editor de la revista oficial Playstation. “Los eventos más importantes de la historia mundial del siglo XX encajan de tal manera que parecen decir ‘si seguimos por ese camino, esto es lo que encontraremos’ “.

Metal Gear Solid 4, puesto a la venta para Playstation 3, distorsiona más aún las nociones tradicionales de heroísmo y villanía: en este juego Solid Snake (algo así como una mezcla entre James Bond y Rambo) ha envejecido considerablemente, así como varios de sus archienemigos; las fuerzas contra las que combate no son los soldados de naciones identificables, sino mercenarios asalariados de compañías militares privadas. “La historia de personajes buenos y malos ha desaparecido”, dijo Smith. “Es simplemente: aquí están los personajes”.

Aunque los jugadores sopesan el significado de este simbolismo (¿una alegoría de la guerra en la era de Blackwater Worldwide y combatientes enemigos sin Estado?), también debaten si la historia de Metal Gear Solid 4 es satisfactoria, y si sus técnicas narrativas se están empleando correctamente.

“A veces te encuentras pensando, ¿necesita esta historia encontrarse aquí?” dijo Stephen Totilo, periodista de MTV News que cubre la sección de videojuegos. “No es una pregunta que te encuentres haciendo cuando lees una novela. ¡Claro que la historia ha de estar ahí! De otro modo no tendríamos una novela”.

Jugadores como Shawn Elliot, editor ejecutivo de la página 1up.com han criticado el juego por su tendencia a sermonear (N. del T. preachiness en el original), así como por su frecuente uso de largas escenas cinemáticas, que pueden durar 30 minutos o más.

“Puede básicamente convertirse en una película durante largos tramos” dijo Elliot. “No es necesariamente un juego que alcance el nivel de las películas, sino el tipo de juego que hace trampa y utiliza un lenguaje que no es el nativo de su propio medio”.

Otros objetan la tremenda densidad de la historia, que se extiende en siete juegos publicados a lo largo de 20 años (en el mundo real), y que a los jugadores se pide dominar. “Digamos que no es algo a lo que los jugadores estemos tan acostumbrados cuando jugamos a un juego como cuando leemos una novela” dijo Totilo.

Los jugadores pueden saltar las partes narrativas en Metal Gear Solid y todavía jugarlo.

Pero acérrimos fans como Alexander de Kotaku.com señalan que, coherente o no, la narrativa de Metal Gear Solid 4 es una parte inseparable de la “experiencia completa” que lo convierte en un paso evolutivo con respecto a títulos como Halo 3, un juego de disparo en primera persona designado para aplacar dedos necesitados de gatillos.

Metal Gear Solid, dijo Alexander, “tiene los personajes y la narrativa, el simbolismo y las metáforas, así como el saber hacer capaz de atarlo todo”, mientras que Halo es popular “no por los elementos periféricos o alguna otra razón que no sea disparar a los enemigos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: