La pérdida de la autoridad moral: el caso Blagojevich (2 de 3)

blagojevich-2

Rod Blagojevich, gobernador del Estado de Illinois, fue en 2005 el promotor de una legislación para regular la venta de videojuegos violentos. Dicha legislación fue declarada inconstitucional por el juez Matthew Kennelly, a pesar de que el conocido psicólogo Craig Anderson testificara a su favor. El juez declaró en su veredicto:

Los videojuegos son una de las expresiones artísticas más novedosas y populares. Se parecen mucho a las películas y series de televisión al narrar historias a través de imágenes, texto y sonido, pero también se asemejan a populares libros, como los de la serie Elige tu Propia Aventura, que permiten a los lectores tomar decisiones sobre cómo se desarrollarán la trama y los personajes. Los videojuegos se diseñan generalmente para entretener a los jugadores y espectadores, pero también pueden informar y defender ciertos puntos de vista. Se consideran, por tanto, expresión protegida bajo la Primera Enmienda.

El fallo costó al Estado de Illinois alrededor de un millón de dólares: medio millón para pagar al equipo de abogados del gobernador y otro medio millón para cubrir los gastos de la  industria del videojuego, ganadora del caso.

Teniendo en cuenta que anteriormente similares propuestas de ley habían encontrado el mismo fin, cabe preguntarse cuál era el verdadero objetivo de Blagojevich. Todo parece apuntar a que pretendía promover su imagen como defensor de los valores morales, a costa del dinero de los contribuyentes. El senador John Cullerton, del mismo partido que Blagojevich (demócrata), se dio cuenta de esta estrategia y afirmó:

Estoy muy decepcionado con el hecho de que el Estado de Illinois tenga que pagar los costes legales de lo que era claramente una ley inconstitucional desde el principio (…). Esto no tiene nada que ver con la ley. Tiene que ver con las encuestas y conferencias de prensa.

Que un gobernador gaste un millón de dólares del Estado para propulsar su imagen y carrera política es sin duda detestable, pero todavía se puede argumentar que quizá Blagojevich apoyó sinceramente el objetivo de esta legislación. Hechos recientes, sin embargo, parecen apoyar la tesis de que el gobernador distaba mucho de ser un guardián de la moralidad.

Hace tres días, el 9 de diciembre de 2008, Blagojevich fue arrestado por corrupción. Cuando Barack Obama abandonó su puesto de senador para convertirse en presidente electo, dejó una plaza libre en senado de Illinois. Su futuro sucesor habría de ser designado por el gobernador, pero  Blagojevich decidió que podría vender el puesto a quien más dinero le ofreciera, una maniobra claramente ilegal. Todo esto pudo descubrirse porque el mismo juez que declaró inconstitucional su ley anti-videojuegos, Matthew Kennelly, autorizó al FBI la colocación de dispositivos de grabación en su casa y oficina que han aportado las pruebas para el juicio que se avecina. Una de las cintas revela el peculiar lenguaje del gobernador, sorprendente viniendo de alguien que promovió la retirada de los anuncios de Grand Theft Auto del transporte público en 2004. Presento el texto primero en inglés porque es difícil de traducir:

I’ve got this thing and it’s fucking golden, and, uh, uh, I’m just not giving it up for fuckin’ nothing. I’m not gonna do it. And, and I can always use it. I can parachute me there.

Ahora mi traducción aproximada:

Tengo esta cosa [refiriéndose al puesto vacante del senado] y es jodidamente buena, y, uh, uh, no la voy a dar por una puta mierda. No lo voy a hacer. Y, y siempre puedo utilizarla. Me puede servir de paracaídas.

La investigación continúa su curso, aunque las pruebas hasta este momento parecen contundentes. Ello nos lleva a dudar de la sinceridad con la que el gobernador defendió una ley que probablemente sabía desde el principio que iba a fracasar, y pone en evidencia, de nuevo, la hipocresía de quienes a menudo dicen defender la censura para proteger a la sociedad.

Anuncios

2 comentarios

  1. Q gran cantidad de hipocresía

    Tristemente la política ha dejado de ser una expresión de la voluntad popualr y terminó conviertiendose en un negocio personal de los políticos

  2. Además de que este gobernador “defensor de los niños” amenazó con retirar los fondos estatales de un hospital infantil porque su director no le pagón 50.000 dólares para su campaña electoral. Más hipócrita imposible.

    http://www.cnn.com/2008/POLITICS/12/09/blagojevich.affidavit/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: