Por qué la industria no es tu amiga (2 de 2)

¿Videojuegos para adultos?

No cabe duda de que Estados Unidos es uno de los mayores productores y consumidores de videojuegos del mundo. Lo que no es tan conocido es la forma en la que la industria permite que la particular moral de este país determine el contenido de los títulos que llegan a Europa.

En el sistema europeo PEGI las clasificaciones más altas son 16+ y 18+. Esta última se considera para adultos, y por tanto puede contener sexo y extrema violencia. En Estados Unidos y cualquier otro país que utilice el sistema ESRB, por otra parte, las clasificaciones más altas son M (Mature, de 17 años en adelante) y AO (Adults Only, a partir de 18 años).

A primera vista la diferencia parece mínima, pero en realidad la clasificación AO supone una sentencia de muerte para cualquier videojuego. Esto ocurre porque se asocia automáticamente con el sexo, la pornografía y la extrema violencia. Las grandes superficies y la mayoría de las tiendas se niegan almacenar o comercializar productos que contengan la clasificación AO, por lo que sólo pueden venderse por internet. Lo más importante, sin embargo, es que tanto Sony como Nintendo y Microsoft se niegan a otorgar la licencia a productos que obtengan dicha clasificación, y por tanto no pueden utilizarse en sus consolas. Esto deja al ordenador como la única plataforma capaz de albergar este tipo de juegos.

no-adults-allowed

¿A qué lleva la política de no querer aprobar juegos catalogados como “sólo para adultos” en las principales consolas? A que los fabricantes de videojuegos se auto-censuren para evitar dicha clasificación. El ejemplo más claro pudo verse con la polémica en torno a Manhunt 2, cuya versión original obtuvo en Estados Unidos la clasificación AO. Como hemos visto, esta clasificación supone una prohibición de hecho, ya que los fabricantes de consolas no otorgan en este caso su licencia al producto, y por tanto Rockstar tuvo que lanzar una versión censurada del mismo título, que finalmente obtuvo la clasificación M y pudo ser puesto a la venta sin problemas.

Otro caso destacable donde la clasificación AO funcionó como una prohibición en toda regla fue el escándalo en torno al “hot coffee“, un mini-juego de sexo oculto en el disco de GTA San Andreas e inaccesible para cualquier jugador sin conocimientos de informática. Éste título, que fue originalmente clasificado M, recibió la temida etiqueta AO una vez se descubrió dicho contenido, por lo que Rockstar tuvo que retirar sus copias del mercado estadounidense y lanzar una nueva versión donde el mini-juego sexual fue eliminado por completo. La polémica en torno al “hot coffee” fue inexistente en Europa no sólo por la diferente actitud que su sociedad tiene hacia el sexo, sino también porque GTA San Andreas había recibido desde el principio una clasificación 18+, y por tanto seguía estando correctamente etiquetado. En resumen, si los programadores hubieran incorporado el “hot coffee” visiblemente en el juego, habría sido posible hacerlo en Europa, pero no en Estados Unidos.

Finalmente, en Fallout 3, como es bien sabido, el jugador puede matar a hombres, mujeres y animales, pero no a niños. ¿A qué se debe esto, teniendo en cuenta que era posible hacerlo en Fallout 2? Entre otras razones, los programadores declararon que el realismo gráfico de la tercera entrega les habría garantizado una clasificación AO, y como ya hemos visto, lo que el público europeo recibe es aquello que se ha considerado permisible según el sistema de clasificación estadounidense, aunque no se ajuste necesariamente a los criterios de clasificación de Europa. El mercado europeo ha de aceptar juegos auto-censurados según los criterios de la ESRB a pesar de que la clasificación 18+ de PEGI tiene el potencial de permitir lo que en Estados Unidos no podría hacerse. El hecho de que los creadores del futuro MadWorld declaren estar trabajando con la ESRB para evitar la clasificación AO, nos garantiza que Europa recibirá la misma versión, aun cuando se podría haber publicado la idea original de los creadores sin necesidad de auto-censura. 

En resumen, parece de risa que la industria repita una y otra vez que los videojuegos son para adultos, pero al mismo tiempo que los mayores fabricantes de consolas (Sony, Nintendo y Microsoft) prohíban en sus sistemas la reproducción de juegos clasificados para adultos. El mensaje que nos llega por parte de la industria es que los videojuegos son “adultos” pero no tan adultos. Y como creo que ha quedado claro, la clasificación 18+ de PEGI es una ilusión, ya que todos los juegos que han sido catalogados para adultos en Europa en realidad se encuentran bajo la categoría M norteamericana, no bajo la de AO (clasificación verdaderamente para adultos).

immature-rating

He acusado numerosas veces a la industria del videojuego de no querer madurar, y ésta es una de las razones. Entiendo que la violencia extrema  no hace necesariamente juegos más maduros, pero el sexo no gratuito y bien empleado (como veremos más adelante) es fundamental para el desarrollo de la mayoría de las formas artísticas, y en este sentido la clasificación AO supone un importante freno. Además, el hecho de que la industria admita que no aprobará juegos sólo para adultos en sus consolas, no hace más que confirmar la creencia de que los videojuegos son cosa de niños y adolescentes.

El privilegio británico

Pero no sólo Estados Unidos recibe este trato de favor. Las versiones de los videojuegos que recibimos en Europa también dependen en buena parte de lo que decida la BBFC, el sistema de clasificación británico.

Aunque Manhunt 2 hubo de censurarse en Estados Unidos para evitar la clasificación AO, podría haberse publicado íntegramente en Europa, como antes se ha mencionado. Sin embargo, debido a su extrema violencia, la BBFC decidió no clasificar este título, haciendo ilegal su venta en dicho territorio. Esto llevó a que Rockstar presentara una nueva versión auto-censurada similar a la norteamericana, que consiguió lanzar al mercado tras una dura batalla legal. De nuevo, aunque la versión íntegra del juego podría haberse puesto a la venta gracias al sistema PEGI, el resto de Europa tuvo que acomodarse al mercado británico, primero viendo un innecesario retraso del título y luego obteniendo una versión censurada del mismo, cuando ambas cosas eran totalmente innecesarias.

A Manhunt 2 le seguiría No More Heroes. En este caso, mientras Estados Unidos disfrutaba del juego tal y como fue concebido originalmente, en Europa fue lanzada una versión censurada. Todo ello porque se temía que este título sufriera la misma suerte que Manhunt 2 y no fuera clasificado en el Reino Unido. De nuevo, el resto de Europa recibió lo que fue considerado permisible por la BBFC británica, aunque el sistema PEGI podría haber clasificado el juego como 18+ y haberlo publicado íntegramente.

No hay que olvidar que el sistema PEGI es utilizado en los siguientes países: Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Latvia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza. Fuera de Europa también se emplea en Israel y Sudáfrica. ¿Por qué todos estos países, 30 en total, han de acomodarse a las versiones censuradas del Reino Unido? ¿No debería la industria publicar la versión íntegra de sus juegos en estos territorios para afirmar su apoyo al producto original y mandar así un mensaje hacia quienes defienden la censura?

halo3moneyineyez

Evidentemente, para las compañías es más rentable sacar la misma versión en todos los países, pero teniendo en cuenta que la industria se ha acomodado numerosas veces a los mercados de  Australia, AlemaniaJapón, entre otros, lanzando versiones modificadas de sus productos, no parece imposible publicar en Reino Unido una versión censurada (si la BBFC así lo requiere) y en el resto de Europa una íntegra. Y mucho menos lanzar la versión completa de un juego que en Estados Unidos hubo de retocarse por miedo a la clasificación AO.

Otra opción para Europa es posible

Cuesta creer que los creadores de videojuegos no hayan aprovechado la libertad que la clasificación 18+ del sistema PEGI ofrece en Europa. Pero ha habido una excepción. Un extraño caso en el que los europeos consiguieron la versión íntegra de un videojuego auto-censurado en Estados Unidos: me estoy refiriendo a Fahrenheit.

fahrenheit

Aunque el juego original contenía elementos sexuales, estos fueron eliminados por temor a recibir la clasificación AO tras el escándalo del “hot coffee”. En Europa, sin embargo, gracias al sistema PEGI, pudo publicarse íntegramente, lo que demuestra que hacerlo es posible siempre que haya voluntad.

¿Aprovecharán los creadores para mostrar su visión en un mercado que les ofrezca dicha oportunidad, o continuará la industria privilegiando a los mismos países que les empujan a censurar? Por el momento, los creadores de MadWorld no sólo están trabajando con la ESRB estadounidense para ajustarse a la clasificación M, sino también con la BBFC británica para evitar que el juego no sea clasificado en el Reino Unido, garantizándonos que el resto de Europa recibirá la versión que haya sido considerada “aceptable” por los organismos de clasificación de ambos países. Teniendo además en cuenta el pobre tratamiento que recibe el continente en otras áreas (precios, retrasos de lanzamientos, etc.) el panorama no parece muy esperanzador, pero sacar a la luz este problema puede suponer un primer paso.

Bonus: en este vídeo (en inglés) se explica de forma amena y bien argumentada por qué el sexo es fundamental para que los videojuegos alcancen la madurez.

Anuncios

3 comentarios

  1. Cuanta razón tienes, colega. Cierto es que si las compañías de videojuegos quieren es posible lanzar un juego con clasificación +18 en Europa y censurado con clasificación M en Estados Unidos pero ante todo tenemos que tener en cuenta que las compañías de videojuegos son, el último término, empresas cuyo fin es acabar el año fiscal con mas beneficios que gastos, lo cual conlleva que al final elijan la opción mas barata.

    De todas formas el problema de fondo de todo esto es la consideración que se tiene actualmente de los videojuegos. Hay millones de personas que se escandalizan al ver una gota de sangre en un videojuego y, sin embargo, miran sin inmutarse como en el telenoticias de turno nos muestran un cadáver tirado en una calle. Por no hablar de los numerosos informes que “demuestran científicamente” las propiedades nocivas de los videojuegos en nuestra sociedad. Es indignante ver la forma en que la opinión pública trata a los videojuegos y todo porque se dejan llevar por lo que se ve en los medios o lo que nos dicen los políticos. Pero bueno, no quiero politizar este comentario, simplemente diré que para que esta situación cambie no creo que sea necesario que las compañías lancen distintas versiones de sus juegos en los distintos territorios sino que debería cambiar la concepción que se tiene de los videojuegos para acabar con esta absurda censura, que para algo está el sistema de clasificación por edades.

    Un saludo.

  2. Y por noticias que tengo oidas. ¿Que tal pintarian las subenciones de los estados? Como en el caso de Francia creo, y algun pais mas en el que se regulan los videojuegos como cultura.

    ¿Creeis que “lo alternativo” tomara algo de fuerza, o que seguira este camino tan mal en la industria del videojuego? Lo digo en cuanto a contenidos, guion, y calidad.

  3. […] Por otro lado tenemos la parte de la censura en la que la libertad de expresion pierde su significado de defender pensamientos incomprendidos y es que un juego que reciba una clasificacion “Adults Only” con la ESRB, significa que el juego …. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: