Seis días en Faluya ¿es sólo un juego?

Seis días en Faluya (Six Days in Fallujah) es un título que está siendo actualmente desarrollado por Atomic Games y cuya publicación por parte de Konami se espera alrededor del año 2010.

El juego se basa en la Segunda Batalla de Faluya, una de las ofensivas más intensas de la Guerra de Irak. Entre los fallecidos se contaron alrededor de 100 soldados de la coalición, 1.200 insurgentes y posiblemente 6.000 civiles. A esto hay que añadirle unos 200.000 refugiados y numerosos daños materiales, incluyendo la destrucción de aproximadamente 10.000 edificios.

Se trata de uno de los episodios más controvertidos de una ya de por si polémica guerra tanto por los asesinatos indiscriminados de civiles como por el uso de fósforo blanco durante la contienda, un arma prohibida por las Naciones Unidas.

Los creadores de Seis días en Faluya declararon al periódico Wall Street Journal que pretendían hacer el equivalente a un documental en forma de videojuego:

Para nosotros los videojuegos no son sólo juguetes. Si uno se fija en cómo la televisión, el cine y la música han tratado eficazmente temas complejos sobre su tiempo, tiene sentido que [ahora] se haga con videojuegos.

Teniendo en cuenta el controvertido tema que se intenta tratar y su pretendido formato documental, Joystiq considera que podríamos estar ante “el juego más importante de esta generación“.

Como era previsible, el anuncio del título ha generado una ola de indignación basada en la idea de que transportar esta batalla a un videojuego sería el equivalente a “trivializar y glorificar la violencia y la muerte“. Como es habitual, si los videojuegos no tratan este tipo de temas se les acusa de ser juguetes para niños que no invitan a la reflexión, pero si lo hacen se están pasando de la raya porque con esos temas no se juega. Nada que no hayamos oído antes.

En realidad los videojuegos pueden tratar la guerra sin necesidad de trivializarla o glorificarla, y un buen ejemplo de ello es Metal Gear Solid. Por este motivo me disponía a mostrar mi apoyo a Atomic Games, hasta que leí las siguientes declaraciones del vicepresidente de marketing de Konami, que hay que verlas para creerlas (la negrita es mía):

No estamos intentando hacer crítica social. No somos pro-guerra. No intentamos hacer que la gente se sienta incómoda. Sólo queremos crear una apasionante experiencia de entretenimiento. Al fin y al cabo, es sólo un juego“.

Enhorabuena señor vicepresidente, acaba usted de justificar los miedos de quienes temen que este título trivialice lo ocurrido durante la guerra. Al fin y al cabo “sólo es un juego”, y como tampoco intenta expresar una opinión ni una crítica social porque “no quieren incomodar a nadie”, ¿pues que tipo de juego será, sino una fiesta de tiros donde los enemigos podrían ser alienígenas, para el caso? Si no se va a hacer un comentario social, ¿qué importa si situamos el juego en Irak o en un mundo de ciencia ficción?

Se cansa uno de ver la ineptitud de la industria a la hora de defender sus productos. Si los representantes de marketing son incapaces de confiar en que el medio tenga la madurez suficiente como para tratar estos temas de una forma adulta, no seré yo quien rompa una lanza por ellos. Nos encontramos ante el tipo de juego que, si se abordara de forma adecuada, podría suponer un gran paso en la madurez y respetabilidad del sector. Sin embargo, parece que a la industria le gusta huir de los elementos que podrían hacer crecer al medio, como la crítica social y política. Si la propia industria no confía en la capacidad de los videojuegos para adoptar una óptica adulta y madura a la hora de representar la guerra, ¿cómo va a convencer a quienes consideran que los videojuegos trivializan los conflictos armados?

Por otra parte, las pretensiones de neutralidad y de no ofender a nadie son absurdas. En primer lugar porque Atomic Games posee estrechos lazos económicos con In-Q-Tel, una firma financiada por la CIA, y en segundo lugar porque la propia compañía  declaró que iba a emplear parte del material utilizado en este juego para desarrollar un simulador de entrenamiento militar para el ejército estadounidense. La supuesta imparcialidad, por tanto, queda en entredicho. Y con respecto a “no ofender a nadie”, la mera existencia del juego ya ha sido considerada ofensiva por parte de gente que ni siquiera lo ha visto. El título será criticado hagan lo que hagan. ¿Por qué no intentar entonces algo atrevido?

Debido a su temática, el juego tiene potencial para hacer avanzar al medio, pero si sus creadores pretenden ser “neutrales” y “no ofender a nadie”, me temo que será simplemente un título polémico que no aporte realmente nada. Sólo una de las declaraciones que he leído me hace pensar que quizá haya esperanza de que me equivoque:

Nuestra meta es ofrecer al jugador la perspectiva de lo que sería vivir como un marine durante ese evento, de lo que sería vivir como un civil en la ciudad, y de lo que sería vivir como un insurgente.

Si esto es indicativo de que podríamos escoger entre tres personajes para jugar la historia (el marine, el insurgente y el civil), estaríamos ante un título de gran interés. Por lo que he leído no está claro que vaya a ser así, pero sinceramente espero que ocurra. Todo esto, sin embargo, nos lleva a la inevitable pregunta de si es realmente posible retratar la experiencia de un civil irakí durante la contienda sin hacer una crítica sobre las consecuencias de la guerra.

Existen demasiados interrogantes sobre este juego, y espero que en los próximos meses podamos descubrir lo que Atomic Games se trae realmente entre manos. Teniendo en cuenta la relación entre esta compañía y la CIA, dudo mucho que en este título vayamos a presenciar los crímenes de guerra ocurridos en Faluya, pero como todos sabemos, será necesario jugarlo antes de proclamar un veredicto.

Anuncios

6 comentarios

  1. Me tomaría en serio tanto las declaraciones del tipo “es sólo un juego” por un lado y las del tipo “vamos a mostrar la realidad tanto del marine como del insurgente” sólo si, ante un hipotético videojuego que presentara los hechos desde el punto de vista irakí (lo equitativo sería hacer un “juego” acerca de una agresión extranjera a EE.UU., como por ejemplo el 11-S, pero quedémonos con eso) lo tomarían como un “juego” o como una “crítica social” o simplemente como una “apología del terrorismo”. Lo veo difícil. Como bien decís, hay que esperar “jugarlo”; o, los que somos “mancos”, ver como lo juega otro o bajar un video de Iuchub.
    Aprovecho para felicitarte por este blog. Además de tratar desde una perspectiva seria un tema abandonado o tomado con frivolidad, ya me gustaría que otros sitios desde donde se tratan (a veces con excelentes fuentes de datos) temas como ciencia o política internacional.

  2. Habrá que ver.

    En el aspecto de denuncia social, me recuerda a otros juegos sobre los que he leído, que no jugado:

    Escape from woomera
    (Centros de retención en australia)
    http://aminima.net/wp/?p=409&language=es

    Peacemaker
    (Conflicto árabe-israelí)
    http://www.peacemakergame.com/

    Iced
    (Inmigración en EEUU)
    http://www.icedgame.com/

    Y googleando un poco me he encontrado con
    propuestas que no conocía…

    http://www.food-force.com/

    http://www.ravalnet.org/bordergames/
    http://www.sindominio.net/fiambrera/bordergames/index.htm

  3. Pues si llegasen a hacer este titulo tal y como indican, con profundidad y seriedad, espero que se mojen de veras y tenga exito.

    Vale que los videojuegos sean para divertirse, pero al igual que en el cine, una pelicula de argumento cuidado y sobrio puede ser una gran experiencia, en un juego no entiendo como no podria realizarse esto.

    Odio que los juegos lleven la categoria de adultos simplemente por contener violencia o desnudos. Un juego adulto no es eso, o vamos, creo que no es lo que realmente muchos queremos.

    Un saludo.

  4. De todas formas, el comentario del vicepresidente de marketing, tienen delito.

  5. @Elías

    Por desgracia la discusión sobre este juego se está haciendo desde un punto de vista muy estadounidense/occidental. Lo que preocupa a muchos en Estados Unidos es que se retraten crímenes de guerra y sea una “deshonra” para los soldados, etc. Un poco como ocurrió con Vietnam.
    Según una entrevista que acaban de dar a Joystiq, los creadores parece que se van a centrar en el combate, de modo que no podemos esperar mucho por el momento.

    http://www.joystiq.com/2009/04/13/joystiq-interview-six-days-in-fallujah/

    @Xalabin

    Buena observación. En el sentido de crítica social, los juegos independientes suelen estar a años luz de cualquier título producido por la industria. El único problema es que como experiencia de juego, estos títulos tienden a ser poco satisfactorios u envolventes, aunque imagino que todo llegara. Es una pena que la industria tenga la capacidad de hacer un buen juego que además se moje en temas sociales y políticos pero no lo haga “por no ofender”. Como si los videojuegos fueran el medio más políticamente correcto que existe.

    @Edu

    Completamente de acuerdo. Vuelvo a la entrevista que Joystiq ha hecho a Atomic Games, donde los creadores han comentado que el juego no va a discutir la legalidad/justicia de la guerra y sólo centrarse en el combate de Faluya. Voy a explicar por qué esto me molesta.

    Comparemos dos películas sobre la guerra de Vietnam: “Cuando éramos soldados” de Mel Gibson y “la Chaqueta Metálica” de Stanley Kubrick. La primera es una historia de guerra que está situada en Vietnam, pero podría haberlo estado en cualquier otro conflicto. Muchos tiros y poco calentamiento de cabeza. Nadie se siente ofendido. Como resultado es una película que no aporta nada a la historia del cine.

    En la Chaqueta Metálica, sin embargo, la guerra no aparece glorificada como en la película de Gibson. Podemos ver el abuso físico y psicológico al que sometían a los reclutas, los asesinatos de civiles, etc. Una parte interesante de esta película (así como la de muchas películas sobre Vietnam bien hechas) era que los soldados se preguntaban qué diablos estaban haciendo allí y si realmente aquello servía a los intereses de su país o se trataba sólo un juego de poder en el que ellos no eran más que peones. Recuerdo que el protagonista de esta película se acordaba de las palabras del presidente Johnson, quien dijo “no vamos a mandar a jóvenes americanos a hacer lo que jóvenes vietnamitas deberían hacer por si mismos”, y le restregaba las palabras ante la cámara.

    Lo que quiero decir es que esta perspectiva de “no vamos a debatir si la guerra fue justa o no” espero que no signifique que los soldados no van a hacerlo. Porque yo creo que cuando te mandan a morir y matar a un país extranjero y le vuelan los sesos a tu amigo, lo primero que te preguntas es, ¿merece la pena? ¿Por qué estamos luchado? ¿sirve todo esto de algo para mi país o para el propio Irak? Los suicidios de los soldados no ocurren por nada.

    http://thephoenix.com/Boston/News/78044-Soldiers-committing-suicide/

    Todo esto sin entrar ya en la perspectiva irakí.

    En fin, habrá que ver, pero no me siento muy optimista con este título.

  6. “…Por otra parte, las pretensiones de neutralidad y de no ofender a nadie son absurdas. En primer lugar porque Atomic Games posee estrechos lazos económicos con In-Q-Tel, una firma financiada por la CIA, y en segundo lugar porque la propia compañía declaró que iba a emplear parte del material utilizado en este juego para desarrollar un simulador de entrenamiento militar para el ejército estadounidense. La supuesta imparcialidad, por tanto, queda en entredicho….”

    Bueno…puede que con el simulador se busque dinero y financiación y con 6DiF se busque prestigio.
    Salúdos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: