El estado de cosas

Estimados lectores:

Hace mucho comenté que debido a mi actual trabajo, el cual me exige investigar y escribir ocho horas diarias frente a un ordenador, lo último que me apetece cuando tengo algo de tiempo libre es repetir lo mismo, aunque sea por diversión. De ahí que las publicaciones hayan sido muy pocas durante todo este período.

Por fortuna las cosas van a cambiar. He encontrado un nuevo trabajo que, aunque al principio exigirá todo mi tiempo y dedicación, creo que a la larga me permitirá publicar con mayor asiduidad. Este trabajo requiere que me mude a California, por lo que planeo cerrar temporalmente el blog a partir de la semana que viene y hasta que cuente con una conexión estable. Una vez que me adapte al ritmo de vida y trabajo allí les comentaré cuál será la nueva frecuencia de publicación. En este momento me es imposible estimar si será cada dos semanas, mensual o irregular como hasta ahora.

Pido disculpas por no responder a los últimos comentarios. Hacer la mudanza mientras continúo trabajando apenas me deja tiempo. Gracias por sus aportaciones y su paciencia. Espero que en esta nueva etapa pueda tratar todos los temas que dejé en el tintero.

Hasta pronto,

Daniel Jiménez

Anuncios