Proyecto de Ley para la Regulación de Videojuegos en Chile

Cristian Mancilla Mardel, autor del blog Ludología Chilensis, nos explica en qué consiste el proyecto de ley y refuta las falsas premisas en las que éste se basa. Pueden leer sus artículos siguiendo este enlace.

Desde Videojuegos y Sociedad quiero declarar mi apoyo a Ludología Chilensis en su oposición a este proyecto de ley.

Nota: el texto de la proposición de ley ha sido archivado en la sección de Documentación. Consigue una copia aquí.

Anuncios

Maratón Solidario

Como habéis podido comprobar, últimamente las noticias están girando en torno a lo que ocurre en Estados Unidos. No lo hago únicamente porque es donde vivo, sino también porque al igual que sucede en otros campos como la política o la economía, lo que ocurre en este país suele influir en el resto del mundo, y la polémica de los videojuegos no es una excepción.

Por otra parte, aquí el conflicto generacional se encuentra mucho más polarizado (al menos en ese campo) y la crítica contra el sector aparece con mayor frecuencia. Al contrario que en muchos países, en Estados Unidos el término “gamer” contiene un fuerte sentido de identidad y los aficionados han formado una verdadera comunidad que incluso tiene sus propias organizaciones caritativas, como ya expliqué en otra entrada.

De estas obras solidarias quería hablaros otra vez, ya que decidí hacerme eco de todas las que tuvieran alguna relación con los videojugadores, para así contrarrestar mitos y estereotipos.

Una nueva iniciativa comenzó el 11 de enero de 2008. Los chicos de cameronbanga decidieron realizar un maratón de 48 horas en el que pretendían superar 4 juegos de la serie Zelda, y mediante su propia “televisión” los internautas podían observar en tiempo real la hazaña. En principio, lo único que pedían era una donación para costearse las pizzas con las que llenarse el estómago mientras intentaban superar el reto.

Como podéis imaginar, no consiguieron terminar los cuatro títulos. Sin embargo, en el maratón habían recaudado donaciones por valor de 1.200 dólares. Así pues, pensaron que era demasiado dinero sólo por jugar, y decidieron donarlo todo (salvo los gastos de las pizzas) a la organización de videojugadores Child’s Play, que se encarga de proporcionar principalmente consolas y videojuegos a hospitales para niños enfermos o que sufren dolencias crónicas.

Desde entonces realizan maratones solidarios con el propósito de recaudar fondos para esta organización. El próximo se realizará el sábado, 2 de febrero, y su objetivo será terminar Paper Mario en 17 horas.

Como ya hemos tenido demasiadas noticias en el blog, si el tiempo me lo permite, volveré el fin de semana con un análisis “diferente” sobre el aclamado videojuego Portal.

Videojuegos y Solidaridad

Quizá esto parezca una noticia aburrida. La página web Cheapassgamer ha organizado un sorteo en el que se puede ganar una tarjeta de regalo por valor de 500 dólares para Amazon, así como varias consolas y videojuegos. Cada ticket cuesta 5 dólares.

Lo interesante de esta lotería es que todos los beneficios irán a parar a Child’s Play una organización de caridad dirigida por videojugadores que se dedican a donar consolas y videojuegos a hospitales para que puedan ser utilizados por niños enfermos. No es sólo una cuestión de distracción por si misma: el uso de videojuegos puede mitigar dolencias debido a la concentración que se puede alcanzar durante el mismo.

Un niño enfermo juega a Mario Kart 64 en un hospital de Nuevo Méjico gracias a Get Well Gamers Foundation.


Hasta ahora Cheapassgamer ha recaudado 18.000 dólares, superando su record del año pasado, que había quedado en 10.000. No es una novedad, eventos que unen videojugadores y solidaridad son más frecuentes de lo que se podría creer. Hace poco, por ejemplo, se organizó el segundo torneo de Halo 3 para recaudar fondos destinados a la lucha contra el cáncer.

Desde hace meses he querido hablar de Child’s Play y Get Well Gamers Foundation. Sin embargo, por problemas de tiempo, me ha sido imposible. En cualquier caso, he decidido que aunque todavía no he tenido la oportunidad para escribir un buen artículo sobre videojuegos y solidaridad, voy a publicar todas las noticias relacionadas que encuentre a partir de ahora. De este modo espero que desterremos poco a poco el mito de que los aficionados al videojuego sólo piensan en si mismos y que su afición promueve actitudes insolidarias.